elvis-presley-1482026_1920

Aún seguimos en el siglo 20

Cambalache es un tango argentino creado por Enrique Santos Discepolo en 1934.

El vídeo pertenece a una interpretación del grupo uruguayo de rock Los Estomagos del año 1984.

La letra completa del tango:

Que el mundo fue y será
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también.
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseados.

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador…
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón…
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín…
Igual que en la vidriera
irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto a un calefón.

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril…
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil.
¡Dale, nomás…!
¡Dale, que va…!
¡Que allá en el Horno
nos vamo’a encontrar…!
No pienses más; sentate a un lao,
que ha nadie importa si naciste honrao…
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de las minas,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley…

 

La composición es perfecta para sintetizar el siglo 20 y lo que va del 21. A continuación comento en azul.

Que el mundo fue y será
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también.

Una introducción arrogante y profética. 

Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.

En cuatro estrofas sintetiza toda la historia. A continuación comienza con el siglo 20 o comienzos del mismo .

Dublés : Juego de niños que consiste en saltar a la comba a velocidad muy rápida dejando pasar la cuerda por debajo de los pies más de una vez en cada salto.

Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
¡Y no había visto la segunda guerra mundial!
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseados.
Una perfecta definición del concepto de masa muy usado por los teóricos revolucionarios del principios de siglo 20: comunistas, nazis y fascistas. 
Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador…
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Parece una descripción de algunas políticas de inclusión actuales y de reformas educativas que pretenden mejorar la educación eliminando las evaluaciones.

Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

Y abunda con ejemplos de contrastes. El atropello a la razón , dejar de pensar. La postverdad o las múltiples verdades mucho antes que las enunciaran filósofos de mitad de siglo. Todo es relativo.

¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón…
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín…

Nombra a una serie de corruptos de la época junto a un procer. Demasiado parecido a la actualidad.

de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto a un calefón.

Cambalache es una expresión que refiere a lugar de trueque o de intercambio. Básicamente el mercado donde se intercambia todo y en su vidriera ve una biblia junto a un calentador de agua. Un libro sagrado junto a un objeto ordinario en lo literal.  Además la biblia llora por que es atacada por una violencia sin fundamento , un sable que no se sostiene bien , le falta un remache .

También en la época se le decía «sable sin remache» a un gancho que se usaba en los baños para colgar cosas. El ve ese objeto en una feria junto a una biblia.

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril…
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil.
¡Dale, nomás…!
¡Dale, que va…!
¡Que allá en el Horno
nos vamo’a encontrar…!

Lo curioso es que los años 30 del siglo 20 muchos actuales liberales argentinos los ven como una época dorada.

Cree en el infierno como castigo.

No pienses más; sentate a un lao,
que ha nadie importa si naciste honrao…
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de las minas,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley…

Definición de no pensar: sentarse al lado de otro y no cuestionar nada.

Y luego cuestiona la riqueza de dudosa procedencia como una herencia recibida: ha nadie importa si naciste honrado.

La estrofa «que el que vive de las minas,» (vivir de las mujeres) fue cambiada pocos años después por  «que el que vive de los otros». No la cambió Discepolo que erá un compositor sino un cantante. Sin duda que la original tiene más coherencia con el tipo de lenguaje usado en el resto de la canción.

Seguimos en el siglo 20

Si bien algunos pensadores dicen que fue un siglo corto por que comenzó en 1917 con la revolución rusa y termino en 1989 con la caída de la Unión Sovietica. El tango de Discepolo  destroza esa afirmación ya que lo que expresa vale para Argentina como para la igualdad que pretendía establecer el comunismo soviético o la vida en democracias liberales.

En lo filosófico fue un siglo perdido que se dirimió entre dos concepciones: el socialismo y el liberalismo que llevadas a la práctica fueron un desastre. Los filósofos se dejaron atraer por estas corrientes y dejaron de pensar otra opción.

El hombre actual no sirve para llevar adelante estas ideologías y si no sirve el hombre no sirve la ideología ya que tiene que ser algo que pueda ser realizable y no un sueño o una religión.

Es claro que los jovenes sesentistas que murieron luchando por un una idea socialista no pelearon por lo que se llevo a cabo: “el plato mas de Mugica” Se peleaba por una revolución , por dar vuelta de cabeza a la sociedad. Un plato mas era reformismo. Ya nadie recuerda el viejo debate revolución o reformismo.

Un siglo dominado por la ideas de Marx , Freud y Nietzche, pensadores del siglo 19. Ideas realmente originales del siglo 20: ninguna.

De Marx rescato su critica a la alienación del trabajo pero el o sus seguidores no llegaron a ver que tan alienante como trabajar en una fabrica capitalista lo erá trabajar en una fabrica comunista o en los llamados trabajos calificados de la actualidad que a veces consisten en trabajar en un call center del tamaño de una cancha de futbol con mil computadoras una a medio metro de la otra.

En la otra vereda están los liberales, muy eficaces para generar riqueza y extremadamente ineficaces para repartirla .

El reclamo de menos estado al cual nos hemos acostumbrado es ingenuo (claro para ganar dinero es lo mejor pero hay que mirar un poco mas alla) . Si el mundo está como está con una capitalismo regulado , imaginatelo sin regulaciones.

Bolsonaro quemando el Amazonas, ahora, es una buena muestra de un liberal sin limites.

La cultura

Culturalmente seguimos en el siglo 20, vemos la enésima versión de películas clase b de los sesenta que ahora son acondicionadas como grandes películas . En la pintura, ¿Qué surgió después del expresionismo o de Picasso? Nada. No me aturdan, me refiero a arte medianamente entendible como el tango anterior no a experiencias de nicho como el alemán que anda por el mundo mostrando cadáveres chinos. Utilice la palabra nicho en su doble significado, me inspiró Discepolo. 

Actualmente en un mes o menos se toman más fotografías que en todo el siglo 20, estamos hiper registrados. Sin duda que se pierde esa cosa de encontrar «la foto» o «el video» tal cual el que comienza este artículo. La fotografía como arte se hundió en un mar de fotos editadas y el vídeo casero paso a ser lo que era la fotografía en el siglo pasado. Todavía se cuida la producción y  el mensaje.

Y políticamente nos guiamos por ideas del siglo 19 como el marxismo que tenia aire con miles de fabricas llenas de millones de obreros. O el capitalismo esa fuerza ciega que tenía su razón de ser en el siglo 19 o principios del 20 cuando el 30-50% de la población trabajaba por su cuenta (era emprendedora sin saberlo y sin tener que hacer los actuales cursos de emprendedurismo).  Hoy eso luce muy riesgoso por eso la aparición o resignificación de la palabra emprendedor hace 10 años o menos.  

Y?

El siglo 21 comenzó más tranquilo, menos guerra, lo cual no es poco pero hay una sensación de bomba de tiempo, la bomba de tiempo del desempleo masivo.

Lo único claro del siglo 21 es que el trabajo se terminará en cuanto a como lo conocimos en el siglo 20. En el siglo 20 nadie teletrabajaba. Hoy teletrabajan millones y en pocos años será casi toda la población del mundo desarrollado y algunos países en desarrollo.

Se dará la situación que en Estados Unidos, Europa, Japón, Corea y algún otro se vivirá (en materia de desarrollo) en el siglo 21 o incluso 22. En América Latina y buena parte de Asia seguiremos en el 20 por un buen tiempo y en África seguirán como en el siglo 18 o 19. Una brecha de 4 siglos de desarrollo entre una punta y la otra. Viajar en la maquina del tiempo será cuestión de tomarse un avión.

Lo que corta en parte esta brecha es Internet.

Qué pasará cuando se termine el trabajo en el mundo desarrollado. Entre otras cosas tal vez la más importante es que las empresas no tendrán a quien venderle sus productos. Habrá una gran concentración de riqueza en pocas empresas que de un día para otro se encontrarán sin clientes. ¿Qué haran? Colocaran su dinero o parte en un fondo común desde el que se pagará un salario universal a los desempleados para luego competir entre ellas para ver quien vende el mejor producto y de esta manera ganar dinero o por lo menos recuperar lo aportado. ¿Un comunismo controlado por empresas?

Claro, que el salario universal no se lo darán a cualquiera sino a los que sean potenciales clientes de sus productos o servicios para lo cual deben haber revelado buena parte de su privacidad de tal manera que tengan un comportamiento previsible.

Nunca podrá ser el estado el propietario de esa información por que ya la cedimos todos (o casi) de manera voluntaria a empresas privadas (Facebook, Google, Whatsapps, etc). Y el estado en aras de preservar  la intimidad del individuo no almacena datos privados de consumo.

El estado podrá seguir cobrando impuestos a las ganancias de la empresas y de esta manera pagar un salario universal al resto de la población.

Y?

La Filosofía tendrá que crear un nuevo marco teórico o rescatar lo que sirva del pasado, poco. Toda la historia del hombre estuvo signada por el trabajo. No trabajar creará a un nuevo tipo de persona que no hay que confundir con el vago, Ni-Ni o desempleado que recibe un subsidio.

Minirelato

Año 2026. Un padre concurre, con su hijo de 5 años, a un Mc Donalds. El pequeño lleva su robot.
– Papá, ¿Por que me trajiste a Burger king?-dice el niño al solo ingresar al local.
– No es Burger King, es Mc Donalds-dice el padre.
-Muy bien amigo, excelente poder de abstracción para detectar la comida basura-dice el robot al pequeño.

20350cookie-checkAún seguimos en el siglo 20
0
Etiquetas: , ,
Comparti en:
Anterior
marketing-online-1427787_1920
Actualidad Política

El motor de la historia: el consumismo

Siguiente
MIedo
El otro Vida

Cómo vencer el miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *